4 de junio de 1946, Juan Domingo Perón preside la Nación

4 de junio de 1946, Juan Domingo Perón preside la Nación

El 24 de mayo la Asamblea Legislativa designó presidente y vicepresidente para el período comprendido entre el 4 de junio de 1946 y el 4 de junio de 1951 a Juan Domingo Perón y J. Hortensio Quijano.

Al leer su mensaje al asumir la más alta magistratura del país, el 4 de junio de 1946, Perón define los lineamientos que va a seguir su gobierno:

“En lo interno, respeto absoluto a la esencia de nuestra tradición y nuestras instituciones, elevación progresiva de la cultura en todos sus aspectos y mejoramiento económico de todos los habitantes; en lo exterior, mantenimiento inquebrantable, firme e intransigente de nuestra soberanía y cumplimiento sincero de nuestros compromisos internacionales”.

“Daré siempre más importancia a las realizaciones prácticas inmediatas que a las discusiones bizantinas sobre la estructura de los organismos…Más que buenos proyectistas, necesitamos decididos realizadores”.

En ese momento de triunfo personal, su grandeza se hizo más visible que nunca al lanzar una amplia convocatoria, sin rencores, como lo fue siempre, guiado por su idea de unidad nacional, abriendo los brazos a que lo acompañaran en una gesta histórica que nacía ese día:

Me siento el presidente de todos los argentinos, de mis amigos y de mis adversarios, de quienes me han acompañado y de quienes me han combatido”.

El 4 de junio de 1946 bajo las banderas de justicia social, independencia económica y soberanía política, se iniciaba una revolución en la Argentina.

El 4 de junio de 1952 Perón asumió por segunda vez la Primera Magistratura de la República -aunque esta vez sin su vicepresidente, quien había fallecido un mes antes- con un poder político aún mayor que el obtenido en su primer mandato presidencial, acompañado por un Congreso formado por 135 diputados peronistas contra 14 radicales, y por la totalidad de los senadores.