A 39 años de la Gesta de Malvinas

A 39 años de la Gesta de Malvinas

Malvinas Argentinas, nos impacta en la memoria, por esos chicos que permanecen en las islas, abrazados a su descanso eterno, jóvenes que aceptaron con coraje el desafío de ser hombres y dar su vida por la patria, nuestra patria.

Malvinas Argentinas representa hoy la bandera que nos hermana y nos identifica como argentinos sin convalidar, como sociedad civilizada que somos, el derramamiento de sangre para la resolución de ningún conflicto.

Malvinas Argentinas, nos golpea desde el despojo que sufrimos por parte de una nación que ha hecho de la conflagración bélica su sistema de expansión, ampliando los límites territoriales a espaldas de todos los organismos internacionales que toleran, históricamente, este abuso.

Malvinas Argentinas proyecta el carácter irrenunciable de nuestro reclamo por la recuperación de un territorio añorado con renovado sentimiento de ausencia, que no puede mitigarse ni descansa y excede la localización geográfica porque son argentinas desde el Amor que nos recorre al nombrarlas.

Malvinas Argentinas significan para nosotros, como país, la amputación de un pedazo de patria, es un trozo de bandera que nos arrancaron, porque tenemos derechos naturales inalienables sobre esos territorios que nos llevan a apelar la arbitrariedad violenta con que nos fueron despojadas.

Malvinas Argentinas nos golpea, sacude nuestra conciencia, es un grito incesante que no calla, que aturde y nos inflama con los nombres de quienes quedaron y quienes retornaron. Por todos, juntos, volveremos a ver flamear sobre ese pedazo de suelo patrio nuestra bandera celeste y blanca.