Vuelven los "ze dobadon todo"

Vuelven los "ze dobadon todo"

Fuiste cómplice de los que se robaron un país y nos endeudaron por 100 años, y lo más patético es como muchos otros volviste a votarlos.

Pero ahora de repente te brota el pseudo republicanismo, debajo del cinismo que los caracteriza dejás asomar te repugnante preocupación.

Porque cada diputado dispone de 100 mil pesos para destinarlos exclusivamente a la lucha contra el coronavirus en sus provincias.

Mirá si hubiesen tenido el mismo grado de indignación cuando Macri se condonaba los 74 mil millones de pesos del correo o cuando incluyó a sus familiares en el blanqueo de capitales.

O cuando aparecieron todos los funcionarios del gobierno que votaron en los Panamá Papers o cuando se fugaron la guita de los argentinos, luego de endeudarnos.

Mirá, canalla, si te hubieras indignado cuando cerraron el Ministerio de Salud o cuando aumentaban en forma deliberada los números de la pobreza en el país.

Mirá si te hubieses indignado por cada pyme que bajó sus persianas en estos últimos 4 años, por los desocupados, por los medicamentos que le sacaron a los jubilados.

Te imaginás que lindo hubiese sido ese escenario, vos y nosotros reclamando por la patria que nos merecemos y que esos mal paridos destruían a diario.

Sin embargo, vos estabas tan ensimismado en tu orgía de odios, acusaciones y presos, que no tuviste tiempo para ver todo lo que te estoy contando.

Estabas a tus anchas, deglutiendo el frugal menú de odios que te servían los medios y ante tu escaso intelecto devoraste todo como venía, hasta el veneno.

Y cuando quisiste reaccionar ya estabas inoculado y repetías como un perico: "ze dobadon todo", "ze dobadon un pbi", y ahora dudo que supieras lo que significaba.

Me molesta soberanamente tu hipocresía, me harta tu lado B de la vida, tu falsa ideología, tu falta de compromiso, tu indiferencia, la ignorancia de tus razonamientos.

Me molesta tu opinión disfrazada de altruismo que esconde el puñal artero de tus frustraciones y el inclaudicable antiperonismo que te condiciona.

Si durante 4 años no hablaste, hoy callate, cerrá tu boca porque estamos recuperándonos del desfalco económico de quienes vos elegiste y nos sumieron en nuestra peor tragedia.