El Municipio priorizó el pedido de dársenas de accesos en Uribelarrea y República Oriental del Uruguay

El Municipio priorizó el pedido de dársenas de accesos en Uribelarrea y República Oriental del Uruguay

La intendenta Marisa Fassi recibió este viernes al subadministrador general de la Dirección Nacional de Vialidad, Alejandro Urdampilleta y la directora del Organismo de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI), Emma Abreu, con el objeto de avanzar en proyectos de mejoras para la Ruta Nacional 205.

Durante la reunión, los funcionarios nacionales detallaron los alcances del proyecto de construcción de la “autopista 2+2” que unirá Cañuelas con Lobos, que en su momento no fue explicitada ante los intendentes no alineados al gobierno anterior. Según explicaron, el inicio de esta obra puede demorarse debido a que la misma fue diseñada en el marco de un proyecto de Participación Público Privada (PPP), que fue licitado y actualmente se encuentra en estado de renegociación.

Ante esta coyuntura, la intendenta Fassi solicitó al OCCOVI y Vialidad Nacional la construcción de dársenas de ingreso en República Oriental del Uruguay, y en Uribelarrea, dos puntos neurálgicos en los que se han registrado varios accidentes en los últimos años.

El pedido tuvo eco positivo, y tanto Urdampilleta como Abreu se comprometieron a analizar el pedido de construcción de ambas dársenas con el objeto de reforzar la seguridad vial, y aseguraron que en el término de dos semanas podrán responder al requerimiento.

Durante el encuentro, Fassi pidió también acelerar los trabajos de construcción del tramo de la autopista Ezeiza Cañuelas entre el puente de La Pérgola y la rotonda, obra que fue interrumpida a mediados del año pasado.