Ellos o la Patria

Ellos o la Patria

Por Raúl E. Valobra 

Cuando se gobierna para la mayoría, se debe necesariamente tomar decisiones que afectan a sectores privilegiados sin que esto signifique estar en contra de nadie ni mucho menos, significa redistribuir riquezas, disminuir asimetrías, que es en definitiva el rol fundamental del Estado.

 Ahora, esos sectores fueron beneficiados a lo largo de la historia por distintas políticas que llevaron a desarrollarla y potenciarla, desde los créditos blandos pasando por el tipo de cambio hasta la apertura de los canales de exportación para colocar cada producto en el exterior.
  Creer que los "sojeros" o cualquier otro sector pueden prevalecer por encima de las políticas de un gobierno elegido por el voto popular suena un tanto a excusas egoístas que se contraponen a los designios de cualquier presidente que se diga peronista y asuma sus banderas.

 Ellos, también están volviendo, dispuestos a resistir, son el núcleo duro de la oligarquía terrateniente y sus desprendimientos residuales, aspiracionales y beneficiados directos y dilectos de un modelo agroexportador obsoleto que no puede cobijar a los 45 millones de argentinos ni pretende hacerlo.

 Ellos, no tienen patria ni banderas y solo luchan por sus riquezas, por acrecentar las frondosas cuentas generalmente fugadas al exterior, por eso no comparten el dolor ni el padecimiento de la mayoría de los argentinos, viven en la burbuja económica de la soja.

  Siguen envenenando poblaciones enteras con sus tóxicas fumigaciones, reviviendo los otrora "vuelos de la muerte", contaminan mortalmente el Medio Ambiente y las napas de las aguas que consumimos, directamente o por escurrimiento, cuando llueve.

 Se sienten el ombligo del país, han crecido de generación en generación con el grave complejo de superioridad que no les permite mirar a los ojos del Pueblo, ese Pueblo que reconstruye sus heridas con el colchón de retenciones que se redistribuye con carácter social.

 Sin enconos, sin enfrentamientos estériles, el Peronismo gobierna para las mayorías populares porque ha sido siempre su garante y no puede ceder ante la extorsión manifiesta de aquellos que hace 2 siglos condicionan las políticas de la Argentina, solo para conservar sus rancios privilegios.

 Son ellos o la Patria que soñamos, es ceder a sus caprichos o gobernar con el temple y la entereza que la situación exige para ir por el diseño de las políticas públicas consensuadas para alcanzar el poder, ni un paso atrás, la derecha tiene varios rostros y la oligarquía es uno de ellos.