En el mundo de Vicentín y Cristina Pérez

En el mundo de Vicentín y Cristina Pérez

El mundo al revés, tratemos de volverlo a la normalidad, desde donde nos toque estar, dejemos de pagarle la fiesta a los ricos para que se "caguen" en el resto de los argentinos, así de crudo como de real. Claro que, esto no se logra solo con dinero, se logra con complicidades, traiciones y mercenarios, con políticos, jueces, medios, periodistas y lobbistas, entre los que nos sorprende el Compañero Moreno.

Es que nadie sale de aquel lugar, de aquella cueva a levantar la bandera de decencia, son ladrones y sinvergüenzas que actúan con descaro, avasallando nuestros derechos, sin expresar arrepentimientos. No hay un periodista de ellos, que pueda gritar: "lo de Vicentín es un choreo, bien por Alberto", están todos cagados de ser apuntados, viven con ese cinismo y se exponen al ridículo por defenderlos.

¿Acaso Cristina Pérez necesitaba inmolarse para demostrar se fidelidad a la causa, necesitaba detonarse ante las cámaras, para que el establishment la siga considerando incondicional y la respete?

¿No hay nadie en la familia a quien deba rendirle cuenta, más allá de la conciencia, cuando regresa a su casa, nadie le dice: "che loca, aflojá de hacer esos papelones, nos estás cagando la vida a todos nosotros"?

Ahora, no es solo ella, son todos los de esa orilla de la "puta" grieta, serviles que no pueden escribir una línea del bombardeo en Plaza de Mayo, pero que se desviven por mostrar dolor por la AMIA.Y también hablamos de los políticos que amparan a ladrones como Vicentín, sea lo que sea, porque son incapaces de ir contra el poder, porque tienen el culo sucio de coimas, sobornos y prebendas.

¿Solo los Peronistas defendemos los derechos inalienables de la Argentina? ¿de todos los demás actores sociales no hay reacción para denunciar a "hijos de puta" como Vicentín? ¿qué país están mirando?

¿Habrá algún político de Cambiemos de Cañuelas que se haga carne con la intervención de la empresa? ¿o no tienen agalla política para pronunciarse por una vez a favor de los intereses del pueblo?

Señoras, señores, no se rían de Cristina Pérez, mírense, y digan qué cosas harían por defender a la patria de estos parásitos que viven de fiesta con la plata de todos nosotros mientras fugan a los paraísos. No se rían de Cristina si solo son argentinos con tibieza, hasta ahí nomás, si no pueden gritar ni denunciar a toda esta caterva de delincuentes, si prefieren guardar las formas para no ir en contra de ellos.

No se rían de Cristina si apenas le parece gracioso algo que resulta trágico para los argentinos, si todavía siguen mirando sus canales, leyendo sus diarios, oyendo sus radios, si todavía los siguen votando.