Los negadores de la Historia y la Realidad...

Los negadores de la Historia y la Realidad...

Los hechos se imponen por encima de las opiniones, de las elucubraciones y entelequias que algunas personas quieren oponer como argumento ante la potencia descomunal de una realidad que no admite discusión, se impone por su carácter arrollador que llega a todos con su mensaje.

Obras, progreso, calidad de vida, mejoras estructurales, con su significancia expansiva nos ahorran el relato, llegan aunque no lo quieran algunos, no existe el modo de detener la magnitud fatal de aquello que trasciende las políticas discursivas y se instala en la esfera de la gestión.

Es que si no lo hicieran sería difícil poder creer en ellos, volver a confiar en ellos, no puede ser de otro modo, porque en definitiva no representarían los intereses genuinos del pueblo

¿Qué dirá la oposición, aplaudirán desde donde reciban el impacto de la noticia, celebrarán los anuncios en virtud de la gente y los múltiples beneficios o seguirán transitando el miserable camino de la negación absoluta de la Realidad, con ese sabor a derrota y fracaso adheridos al paladar?

Se me ocurre que en estos precisos momentos en los que yo me dispongo a escribir esta reflexión, ellos estarán redactando un comunicado para felicitar a cada protagonista de esta colosal obra pública que llega, abrazándose entre ellos con inusual euforia, festejando un nuevo logro.

Es que si no lo hicieran sería difícil poder creer en ellos, volver a confiar en ellos, no puede ser de otro modo, porque en definitiva no representarían los intereses genuinos del pueblo y ocultarían propósitos inconfesables que nada tienen que ver con el bienestar y el futuro de Cañuelas.

Nos merecemos políticos que estén a la altura de los hechos, que encarnen los altos ideales que pregonan en sus alocuciones, basta de aquellos que no alcanzan la estatura de dignidad que la ciudad se merece, sin distinción de banderías ni de ideologías, hablo de ellos a nivel humano.