Día Mundial de la Libertad de Prensa (texto reformulado)

Día Mundial de la Libertad de Prensa (texto reformulado)

Hoy en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, reclamo para todos los periodistas el ejercicio responsable de la profesión para que nos sea devuelta la dignidad que sólo otorga la verdad, muchas veces dejada de lado en pos de la intencionalidad de intereses particulares con carácter espurio.

Libertad no significa poder expresar lo que se nos ocurra, alegremente, desestimando el impacto que esto ocasionará en los terceros. Libertad es opinar e informar en honor a la verdad, denunciando también desde qué lugar se lo hace, para ofrecerle ese antecedente a quien nos consume.

Detesto también a todos los organismos que nuclean a los empresarios de la prensa que hoy reclaman libertades que ya existen y que durante la noche más feroz de nuestra patria guardaron un silencio cómplice, defendiendo un sistema perverso pergeñado para beneficiar a los grandes monopolios mediáticos.

Y traigo a la memoria a Néstor, el gran impulsor de la Ley de Medios, motor de todas las libertades periodísticas que nos fue arrancada de un asqueroso plumazo por este gobierno de Cambiemos para cometer todas las tropelías que necesitaban ocultar a la opinión pública desde la manipulación y el blindaje.

Luchemos para que la Verdad deje de ser una mercancía más que se trafica al quien paga más o a quien ostenta el poder, privilegiemos la necesidad intransferible del ciudadano de acceder a la información como parte ineludible de una democracia debilitada por los grandes medios hegemónicos.

Denunciemos a quienes a través de la mentira organizada degradan el prestigio del periodismo, sujetos a sus negociados, a espaldas de quienes son estafados por el contrato tácito que se establece entre el emisor y el recpetor, diferenciando las distintas comptencias culturales que cada uno tiene para defenderse.

Celebremos el Día Mundial de la Libertad de Prensa pero que sea prensa "responsable".