Juan Grabois contra Milei por su ataque al papa Francisco: “si fuera presidente, sería una persecución religiosa”

Juan Grabois contra Milei por su ataque al papa Francisco: “si fuera presidente, sería una persecución religiosa”

El dirigente de Unión por la Patria, Juan Grabois, arremetió contra el candidato a presidente Javier Milei por los agravios hacia el Papa Francisco y lo calificó como “instigación a la violencia colectiva”. “Si fuera presidente, sería directamente una persecución religiosa”, dijo Grabois a través de sus redes sociales en un mensaje que incluía un video del propio papa Francisco cuando habla de los “salvadores sin historia” tomando como referencia el surgimiento de Hitler en Alemania.

El candidato de La Libertad Avanza había afirmado en entrevista con Tucker Carlson que Francisco “tiene afinidad por los comunistas asesinos” y “avala el robo por eso viola los diez mandamientos”. En un video viralizado en las últimas semanas, Milei trataba al Papa de “imbécil” y afirmaba que “es el representante del maligno en la tierra”.

“Señor Javier Milei, no se ensañe con nuestra religión, porque nadie se mete con su conversión. Para los católicos el Papa es el vicario de Cristo en la tierra, y para millones de personas laicas o de otras religiones, Francisco es un faro por su visión humanista, su magisterio de paz y justicia que va en consonancia con los principios evangélicos elementales y el precepto ancestral de tzedaká que debería estudiar en sus clases de Torá”, escribió Grabois en sus redes sociales y se dirigió directamente a Milei: “su ataque en tanto diputado nacional ya es grave.

Como candidato, es una instigación a la violencia colectiva. Si fuera presidente, sería directamente una persecución religiosa. Está cruzando otro límite que no va a pasar ni con ese ejército de motosierras con la que pretende intimidar. La historia nos enseñó que estas cosas terminan en violencia fratricida y autodestrucción colectiva. Termine ya con tanta locura”.

Luego, Grabois envió un mensaje “a los hermanos en la Fe, católicos y cristianos en general”: “les pido que no tengamos miedo ni aceptemos pasivamente que un poder que se pretende libertario pero se oculta tras los fueros del Cesar pisotee la libertad de culto a través del predicamento de discursos de odio que pronto se convertirán en acciones concretas.

Se trata de defender los elementos fundantes de nuestra identidad nacional y la perspectiva de construir un futuro desde la memoria histórica de nuestro pueblo que estos salvadores sin historia, aprovechando un momento de crisis, división y confusión, buscan destruir para instaurar, como Nabucodonosor, el culto oficial a la estatua de oro (Daniel 3, 1-25)”, y finalizó recordando “las palabras de Jesús cuando advirtió que en tiempos de tribulaciones ´... se traicionarán y odiarán los unos a los otros. Aparecerá una multitud de falsos profetas que engañarán a mucha gente. Al aumentar la maldad, se enfriará el amor de muchos´ (Mateo 24, 12). Nuestra tarea es perseverar en la fe... y los que no tienen fe, en el amor al prójimo y la solidaridad individual, colectiva y estructural. Pase lo que pase”.