Nefasto accionar de JxC para hacer caer la sesión en pleno debate de la creación de universidades

Nefasto accionar de JxC para hacer caer la sesión en pleno debate de la creación de universidades

En el marco de un debate caótico en torno a la creación de ocho universidades, con una oposición parada junto a sus bancas y a los gritos, fracasó este jueves la sesión especial convocada por el oficialismo. Fue al cabo de poco más de una hora y media de sesión, cuyas características escandalosas quedarán en el recuerdo, que se inició luego de que tres veces se reprogramara su horario.

Esa fue precisamente la razón por la que la oposición consideraba inválida la misma y la que los hizo ingresar al recinto más tarde de lo habitual.  Los problemas venían desde más temprano, cuando se debía tener una primera sesión para reelegir a Cecilia Moreau al frente de la Cámara. Sin embargo, la oposición no dio quórum debido a la decisión previa de la misma presidenta de suspender la designación de los miembros del cuerpo en el Consejo de la Magistratura.

Con esta base de enojos, se llegó a la segunda sesión del día con un ambiente muy espeso. Tal es así que varios diputados opositores se acercaron al estrado para hacerle saber a Moreau sus reclamos. Ante esta situación, legisladoras del Frente de Todos se pararon de sus bancas al grito de “violentos, violentos”. Luego, Moreau pidió un minuto de silencio para intentar llegar a un acuerdo, aunque desde las bancadas opositoras gritaron "No".

"A mí no me van a tratar más así por ser mujer", dijo Moreau. Sus palabras generaron nuevamente gritos y señas de repudio desde la bancada opositora. El presidente del bloque radical, Mario Negri, explicó que la protesta de Juntos por el Cambio es porque "la sesión especial que está llevando adelante de prepo el kirchnerismo es nula".

El caos en el recinto se desató a partir de que la presidencia de la Cámara anunció la decisión de votar el temario de inmediato y a mano alzada, con lo cual postergó la inclusión de cuestiones de privilegio, herramienta con la que la principal oposición tenía como objetivo postergar indefinidamente la sesión. ¿De qué manera? Es que prácticamente todos los diputados de Juntos por el Cambio pretendían anotarse para expresarse y así dilatar in eternum el avance de esa sesión.

La maniobra oficialista desató la ira de la principal oposición, que se dedicó a partir de entonces a protestar a viva voz, tratando de impedir el desarrollo de la sesión. Lo sufrió en carne propia la miembro informante del oficialismo, Blanca Osuna, que arrancó gritando a viva voz su discurso. “Tal cual plantea el reglamento –remarcó al comenzar-, vamos a dar tratamiento de la creación de universidades nacionales para la República Argentina. Estamos haciendo una labor cuya atribución nos otorga la Constitución Nacional”, señaló entre aplausos del oficialismo.