Saludos de Fin de Año

Saludos de Fin de Año

Entiendo que ya estamos en ese mañana que anhelábamos, el futuro anunciado como lejano y que hoy nos abraza con el ampuloso caudal de transformaciones y vicisitudes, que nos obligaron a protagonizar una etapa inédita para la humanidad.

Creemos también que llegó el fin de la pandemia, lo que presupone la euforia de un falso triunfalismo que no se condice con la realidad que ciertas regiones del mundo enfrentan nuevamente, tratando de equilibrar los números de la economía y los contagios.

Recibiremos un nuevo año en medio de este obstinado virus que no parece desistir de sus propósitos, por lo que solo nos queda actuar como sociedad con responsabilidad, seguir con los cuidados necesarios y colaborar con las medidas del Estado.

Ahora, no por eso perdamos de vista el tiempo, el paso del tiempo, que nos obligó a la modificación absoluta de nuestras conductas colectivas e individuales como expresión de supervivencia pero que también nos sometió al ejercicio de la reflexión, el silencio y la soledad.

Busquemos el costado positivo, el renacer de cierta espiritualidad, más allá del egoísmo manifiesto de los mercaderes que recurren al lucro en medio de las necesidades de sus prójimos, despiadados, ellos nos obligan a ser mejores personas desde el rechazo que nos producen.

Sepamos que es posible que no haya “mañana” y solo nos quede el “hoy”, más allá de las expectativas, apelemos a lo mejor de nosotros, sin guardarnos nada, sin dejar palabra por decir ni vivencia por recorrer, lo que nos haga felices, aun con los fracasos imprevistos.

Es mi deseo para este 2022, que tengan el valor para vivir aquello late en el corazón y bulle en la sangre, sin más postergaciones, es la bendita hora que ayer llamamos “futuro”, llenemos este tiempo con todo lo que soñamos a lo largo de la vida…