Un hombre mató de cinco tiros el perro de su vecino

Un hombre mató de cinco tiros el perro de su vecino

Un vecino mató a un perro de cinco tiros luego de argumentar que había sido atacado por el animal. El hecho de maltrato ocurrió en calle Florida al 2100 de Cañuelas.

De acuerdo a lo que relató el dueño del dogo, él y su mujer habían salido a hacer unos trámites en conjunto y al regresar encontraron a su mascota en la puerta de su casa "agonizando" y bañado de sangre con cinco disparos efectuados por un vecino cercano al domicilio. "Me acuerdo de la imagen y el perro me mira y se desvanece", explicó consternado Emiliano, el dueño del perro.

El agresor fue identificado como Felipe Ibáñez que argumentó haber sido atacado por "Gruñón", pero según se supo no fue así. El can solo se había escapado de la casa, algo que parece molestó y por ese motivo reaccionó violentamente.

 

"Mi perro nunca lo mordió, lo merodeó", aclaró el hombre, según el testimonio de vecinos que declararon en la causa. Además, reveló que desde "el auto le pegó tres tiros y cuando bajó le pegó otro dos".

Luego contó que fue el mismo quien se acercó al hospital donde trabaja para saber el estado del agresor. "Yo me imaginé la mordida grande pero tiene dos raspones, lo estaban curando con Pervinox", contó Emiliano. Al mismo tiempo se lamentó de que no actuara de otra manera. "Nosotros tenemos un grupo vecinal porqué no lo habló y lo publicó", agregó.

Ibáñez continúa en libertad y circula por la zona por lo que los vecinos sienten miedo por lo que pueda hacer tras el hecho. "Tenía tenencia de arma pero la misma se encontraba vencida", por lo que fue secuestrada, señaló la víctima.

"Los vecinos le tienen terror, un miedo bárbaro. Es una locura lo que hizo, no tiene ningún sentido y no lo entiendo", señaló.

Según explicó Emiliano, Zoonosis de Cañuelas habría determinado que "primero le dio tres tiros, y cuando el perro estaba agonizando, le dio el cuarto en la cabeza y un quinto en el corazón".

 

"Zoonosis tuvo que hacer una autopsia. Tengo una impotencia, la nena me pregunto por el perro, y no sé qué decirle", expresó visiblemente conmovido por el hecho de haber perdido su mascota en manos de un asesino.

Por el ultimo, el dueño del animal dijo que "Gruñón era muy bueno, se crió en familia, y nunca mordió a nadie. En mi casa no paramos de llorar".