Siguen los abusos por parte de la empresa de peajes de Ruta 3

Siguen los abusos por parte de la empresa de peajes de Ruta 3

En los tiempos que se viven estamos presenciando los abusos de poder por parte de las empresas en detrimento de derechos legítimos de los usuarios y consumidores, es el caso de las concesionarias de peajes que solo han  servido como recaudadoras de dinero para los privados, sin ofrecer mejoras que deriven de sus propias inversiones. 

Por eso es que ante el aumento sideral de los peajes y tras las quitas de los permisos a los frentistas se han producido escenas de enfrentamientos entre las partes, entre quienes media el municipio. Ahora observamos que los organismo nacional y provinciales protegen a los empresarios más allá de lo que puedan argumentar los vecinos de Cañuelas. Al respecto un comunicado municipal señala:

En referencia al operativo de movimiento de suelo y colocación de caños de alcantarillas emprendido por un equipo de agentes municipales el pasado 24 de abril en el kilómetro 76 de la Ruta Nacional 3, la empresa concesionaria Autopistas al Sur S.A. (AUSUR) intimó a la Municipalidad de Cañuelas por intentar realizar obras sin su consentimiento.

El último miércoles, un equipo de Servicios Públicos llegó equipado con maquinaria y caños de fibrocemento con la intención de reabrir un camino alternativo, cerrado oportunamente por la concesión anterior, en pos de solucionar una problemática recurrente en vecinos, docentes y trabajadores que deben transitar todos los días para realizar trámites, compras o llevar a sus hijos a la escuela. Con la obra en proceso un supuesto ingeniero de Vialidad Nacional, sin acreditarse como tal, subió a un terraplén e impidió que las maniobras continúen. 

Con data del 25 de abril, un día después de los hechos mencionados, AUSUR S.A. notificó e intimó mediante una Carta Documento a la Municipalidad de Cañuelas. El escrito de carácter legal advierte que “AUSUR S.A. tiene la obligación de reportar cualquier intrusión en la zona de camino del Corredor Vial Sur, cuya operación, explotación, mejora y mantenimiento, entre otras funciones, le fue adjudicado por la Dirección Nacional de Vialidad por medio del contrato PPP – RARS el día 31 de julio de 2018”.

En consecuencia, la empresa manifiesta que “cualquier tipo de obra o incursión que se realice en dicho corredor vial debe contar con la correspondiente autorización previa de la Dirección Nacional de Vialidad y su ejecución ser coordinada con AUSUR S.A.”, intimando al municipio a desistir la actitud de realizar obras sin la previa autorización de la Dirección Nacional de Vialidad.

Caso contrario la contratista PPP advierte que se reserva del derecho de accionar judicialmente contra el municipio por daños y perjuicios.