Las distintas realidades de estos tiempos que corren

Las distintas realidades de estos tiempos que corren

Por el Abogado Roque Ríos

 Cada semana que transcurrimos nos sacude la realidad y no es la misma realidad para todos. Existe una realidad para los indiferentes, una realidad para los peronistas y otra realidad para los antiperonistas.

 Porque ellos no tienen otra entidad que los aglutine además de ser anti, son eso, la negativa, el querer borrar al otro, el pretender que el otro no exista, que no vuelva más, aunque para eso tengan que votar a un personaje que hace 40 años es sinónimo de corrupción y de saqueo del estado, como hicieron en el 2015. Hasta de eso fueron capaces.

 Hoy los peronistas miramos la realidad nacional y policial como una confirmación de nuestras convicciones, con Vicentín recuperamos esa viejas máximas que hablan de la doctrina económica, según la que el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social.

Ahora, con la llamada a indagatoria de Dujovne, Dietrich e Iguacel, vamos consolidando la posición que mantenemos, según la cual  aseguramos que el antiperonismo no es solo ideológico

 Con la causa del Juez Vilela de Lomas de Zamora confirmamos lo que siempre sostuvimos, que el macrismo fue una maquinaria puesta al servicio de generar, para un grupo privilegiado, ventajas económicas en todos los órdenes posibles, para ello, no dudaron en utilizar todas las herramientas del estado, las legales y las ilegales.

 Ahora, con la llamada a indagatoria de Dujovne, Dietrich e Iguacel, vamos consolidando la posición que mantenemos, según la cual aseguramos que el antiperonismo no es solo ideológico, sino que además es profundamente interesado, los negocios son su única bandera.

 Así vemos estos días los peronistas, mientras los antiperonistas estarán viendo persecuciones y venganza y que se orquesta la impunidad kirchnerista; son días aciagos para ser antiperonistas.

 En cambio para los indiferentes solo fue un día de mucho viento y frío. Y eso sí que está fuera de toda discusión.