El dolor de una muerte y el vuelo de los carroñeros

El dolor de una muerte y el vuelo de los carroñeros

Cañuelas se vio sacudida nuevamente por un fatal hecho de inseguridad que le costó la vida a un vecino; y cuando un asesinato se suma a cualquier acto delincuencial, las estructuras de la sociedad se sacuden, reaccionan de diversas maneras y con distintos intereses.

Todos los argumentos que se puedan esgrimir jamás podrán contener el valor de una pérdida irreparable, que nos daña en forma permanente y nos asfixia desde la sinrazón de quienes pueden arrebatar la vida de otra persona, más allá de las circunstancias que se establezcan en la escena del crimen.

A todo esto, los golpistas locales enseguida se agencian en las redes para significar que se trata del principio del fin, tratando de imponer la idea de un caos insostenible y adjudicándole todas las culpas al gobierno municipal, como si Macri y Vidal no tuviesen incidencia en cada hecho de inseguridad que ocurre en el país.

La derecha ha adoptado como respuesta a sus fracasos electorales, la modalidad golpista y desestabilizadora, pero solo donde ellos no gobiernan, porque en ciudades como en La Plata que tienen las tasas más altas de homicidios, allí las respuestas que buscan son otras y no el golpe de estado, sin embargo, acá quieren ir por Arrieta.

Hay que estar atentos, entender el clima que impera en la región para no caer en la trampa de quienes merodean como carroñeros, para intentar sacar una tajada de algunos sucesos que nos conmueven y sensibilizan, enardeciendo los ánimos de la ciudadanía para que ocurra otra pueblada como la de los hermanos Massa.

Los mayores generadores de desigualdades e injusticas sociales de los últimos años, ellos, quienes duplicaron la pobreza y la desocupación en el país, se erigen en defensores de la vida cuando en realidad son los cultores de los grandes motivos que desencadenan el aumento exponencial de las estadísticas delictuales.

También en sus delezanables comentarios, los golpistas locales, deslindan las responsabilidades de Vidal y Ritondo en la conducción de las fuerzas de Seguridad y en la asignación de recursos para que el funcionamiento pueda dar respuestas a las necesidades que el delicado momento social y económico merecen.

Ellos, los que nunca fueron capaces de mover un dedo para reclamarle al gobierno que votaron por el desastre económico que causaron, por el endeudamiento, por la exclusión social, por los muertos a causa del frío, por cada niño que pasa hambre en el país, ellos te quieren hacer creer que se preocupan por la muerte de un vecino.

Me permito desconfiar de las intenciones de quienes solo demostraron su indolencia para apoyar la ejecución de un plan económico demencial, cargado de odio, despojado de sentimientos, ellos jamás comparten el dolor del pueblo ni sus necesidades, por eso si hoy buscan la reacción de la población ante un hecho de inseguridad, no es por otra cosa que para seguir alimentando su espíritu golpista.