Las personas con condenas penales ya no podrán ser funcionarios en Cañuelas

Las personas con condenas penales ya no podrán ser funcionarios en Cañuelas

El Concejo Deliberante de Cañuelas aprobó por unanimidad la ordenanza de "Ficha Limpia" que impide que personas con condenas penales firmes puedan ocupar cargos en el Ejecutivo o el Legislativo.

De esta forma, se convirtió en el distrito bonaerense número 27 en aprobar la medida, los anteriores fueron Adolfo Alsina, Arrecifes, Ayacucho, Bahía Blanca, Bragado, Capitán Sarmiento, Chacabuco, Coronel Rosales, Lezama, Lincoln, Mercedes, Pergamino, Pinamar, Presidente Perón, Ramallo, Rauch, Rojas, San Antonio de Areco, San Isidro, Tornquist, Tres de Febrero, Luján, Saladillo, Olavarría, Coronel Suárez y General Pueyrredón.

Dentro de los artículodos, el tercero de la norma inhabilita a todas aquellas personas condenadas con sentencias confirmadas por un tribunal superior por delitos doloso graves contra la seguridad de la Nación, contra los poderes públicos y el orden constitucional, cohecho y tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, exacciones ilegales, enriquecimiento ilícito, encubrimiento, fraude, delitos contra el orden económico y financiero, homicidio y femicidio, violencia de género o contra la integridad sexual y cualquier otro delito grave que a futuro se incorpore en el Código Penal.

La medida alcanza a los siguientes puestos: secretario, subsecretario, director General, director, subdirector, coordinador, secretario legislativo y cualquier otro cargo de planta política, no electivo, que se cree en el futuro.

En el caso de los cargos electivos (concejales, consejeros escolares e intendente) están regulados por la normativa provincial y la Ley Electoral.

Este proyecto de "Ficha Limpia" fue impulsado originalmente en 2020 por el concejal Martín Augusto (Juntos) pero fue archivado. A mediados de este año Augusto lo presentó nuevamente, pero luego de su renuncia el tema quedó estancado en la Comisión de Legislación y Reglamento, donde fue reactivado hace algunos días.

Durante la semana los concejales Maximiliano Mazzanti (Frente de Todos) y Natalia Blasco (Juntos), ambos abogados, realizaron un fluido intercambio para acordar la redacción final y de esa manera arribaron a una ordenanza de consenso. En ese diálogo coincidieron, por ejemplo, en que para la exclusión no alcanza una sentencia de primera instancia, sino que deber ser ratificada por un tribunal superior, es decir la Cámara.

Solo resta que la sociedad actual pueda regular el Poder Judicial, ponerles límites a quienes condicionan el devenir del país con sus conductas, temerarias en muchos casos, que ponen en jaque a la democracia, con hostigamiento, persecución ideológica, law fare, negociados, extorsión, prevaricato, más todas las prebendas que los sitúan en veredas distintas al resto del país, algo que en el siglo XXI resulta INADMISIBLE.